Joven mueve “Cielo y Tierra” para que su madre inocente salga de prisión

In Historias Reales


Cuando se trata de los derechos humanos en China, a menudo hay dudas de que la represión del PCCh pueda ser aliviada significativamente a través de medios no violentos, pero un caso reciente de Taiwán ofrece alguna esperanza.

Aunque fue detenida y torturada por las autoridades chinas durante mucho tiempo por sus creencias, Chen Zhenping, de la provincia de Henan, en el centro de China, fue liberada en marzo pasado gracias a los intensos esfuerzos de una rama taiwanesa de Amnistía Internacional. El caso fue motivo de celebración en la isla, que se encuentra adyacente a China, y en su nuevo hogar en Finlandia, donde finalmente se reunió con su hija.

Madre e hija, ambas practicantes de Falun Dafa -una disciplina espiritual de la Escuela Buda perseguida en China- se reunieron el 9 de octubre después de una separación de siete años.

Viaje a la libertad

La historia del viaje a la libertad de Chen comenzó en diciembre de 2012, cuando el Grupo 32 de Amnistía Internacional en Taiwán se interesó por su caso. En los tres años siguientes, los miembros del grupo presionaron constantemente a los perseguidores de Chen mientras apelaban al gobierno y a los medios de comunicación finlandeses, así como a las autoridades chinas.

Su Ling, que actualmente coordina la organización de derechos humanos Amnistía Internacional Taiwan Group 32, con sede en Taipei, había puesto pocas esperanzas en los esfuerzos, calificándola de “misión imposible”.

Chen fue secuestrada de su casa en Zhengzhou, Henan, en 2008, según un informe de Minghui, un sitio web administrado por practicantes de Falun Dafa que recopila información sobre la persecución.

La prisión de mujeres de la ciudad de Xinxiang, en Henan, que retuvo a Chen, también sirvió como fábrica de ropa, donde fue torturada y forzada a realizar trabajo esclavo.

Las posibilidades de rescatar a Chen parecían escasas: Falun Dafa, una antigua disciplina china arraigada en las antiguas tradiciones budistas y taoístas, es uno de los grupos más perseguidos de China. Fue blanco del PCCh desde 1999, cuando el entonces líder Jiang Zemin declaró a Falun Dafa como una “religión herética” y se cree que decenas de miles de personas fueron asesinadas en los 16 años de persecución.

Chen Zhenping fotografiada con su hija en Finlandia el 9 de octubre de 2015. (NTD Televisión)

Pero los responsables de los abusos de Chen Zhenping -funcionarios de la prisión de mujeres, la seguridad pública y el poder judicial- recibieron incontables cartas exigiendo su liberación y pidiendo que se pusiera fin a sus abusos.

A menudo, las cartas se dirigían a guardias individuales, jefes de cárceles y guardianes, haciendo que el asunto fuera personal y haciéndoles saber que no había anonimato en su violencia.

A principios de ese año se utilizaron tácticas similares para ayudar a liberar a una activista birmana encarcelada por los derechos de las mujeres.

Inquisición marxista

Entrevistado por la cadena New Tang Dynasty Television (NTDTV) de Nueva York, Chen Zhenping describió la tortura que fue específicamente diseñada para coaccionar a los seguidores de Falun Dafa a renunciar y abandonar su fe.

Ya en 2003, Chen fue sentenciada a tres años de prisión en el campo de trabajo de mujeres Shibalihe de Henan, donde sufrió alimentación forzada y le colocaron una camisa de fuerza especial para “transformar” a los seguidores de Falun Dafa.

Con las piernas y los brazos atados a la espalda con sogas fuertes, las mujeres en el campo de trabajo resultaron heridas y en un caso murió cuando la amarraron a la camisa de fuerza, que está diseñada para apretarse cuando el portador lucha.

Uno de los compañeros de Chen, un practicante de Falun Dafa, Sun Shimei, murió después de pasar un día con la camisa de fuerza. La prisión le dijo a la familia que murió de un infarto.

Chen Zhenping en China en esta foto de archivo. (Cortesía de Minghui. org)

Además de estar atada y colgada de una ventana con la camisa de fuerza, cuando Chen se declaró en huelga de hambre, ante la negativa de cooperar con los esfuerzos para “transformarla”, el personal del campo de trabajo la alimentó a la fuerza. Después de un evento particularmente violento de alimentación forzada, ella entró en shock y el hospital notificó que estaba gravemente enferma, y le pidió a su hija que la llevara a casa.

Ojos y plumas sobre el régimen

Chen Zhenping fue arrestada y sentenciada por segunda vez en julio de 2008 en previsión de los Juegos Olímpicos de Beijing, según un informe Minghui de 2009. Su hija Jin Zhaoyu, que por aquel entonces vivía en Finlandia, llevó el asunto a la atención internacional con la ayuda de Amnistía Internacional y los medios de comunicación finlandeses.

Cartas escritas por miembros de Amnistía Internacional a la comunidad internacional y a las autoridades chinas detallaban la persecución que Chen estaba sufriendo, así como el carácter inconstitucional de la persecución a Falun Gong.

Los miembros del Grupo 32 sabían que las posibilidades de que sus cartas llegaran a Chen eran escasas, pero confiaban en que los constantes recordatorios de la atención internacional presionarían a las autoridades penitenciarias para que trataran a Chen con más indulgencia.

“Es el régimen comunista, probablemente no habrá ningún resultado positivo”, dijo Su Ling a La Gran Época. “Pero decidimos intentarlo de todos modos”.

Tarjetas postales de miembros taiwaneses de Amnistía Internacional a Chen Zhenping, su hija, el personal penitenciario y el líder chino Xi Jinping. (Amnistía Internacional)

La motivación de Su fue la conciencia de la severa persecución que sufren millones de practicantes de Falun Gong en China continental -además de la prisión y la tortura-, los practicantes que no ceden en su creencia son enviados a hospitales, donde son asesinados como donantes de órganos frescos y rentables.

“Es muy real y existe, es realmente desgarrador”, dijo Su. “Tenemos que dejar que más gente se entere de que muchos chinos continentales son perseguidos por su religión y sus creencias”.

“Definitivamente no habrá ningún efecto si no hacemos nada, pero si tomamos acción algo saldrá de ello en el proceso”, dijo Su.

En septiembre, después de ser liberada de la cárcel de mujeres, Chen Zhenping escapó a Tailandia con la ayuda de sus amigos, antes de llegar a Finlandia.

“Hoy por fin estoy en tierra libre, la hermosa Finlandia”, dijo Chen el 9 de octubre. Quiero dar las gracias a Amnistía Internacional y a la amabilidad de las personas que demuestran su apoyo a los practicantes perseguidos de Falun Dafa que continúan creyendo en Verdad, Benevolencia y Tolerancia”.




Publicidad

 

 

¡También puede leer!

El hotel donde los mascotas duermen en suites privadas con todo tipo de lujos por $110 la noche

Una limosina te lleva a la puerta principal, un candelabro colgado del techo y una secadora de pelo antes

Read More...

No ha visto a su padre en 6 meses. Cuando se da la vuelta, su reacción no tiene precio

Una conmovedora sorpresa se estaba preparando cuando el aviador John Grieten entró en la escuela de su hijo después de

Read More...

Hierve 1 lata de leche condensada y pone el temporizador. Vuelve y está completamente transformado

De vez en cuando, hay una receta tan simple que parece demasiado buena para ser verdad. Mientras que muchos postres

Read More...

Los gemelos se miran a los ojos el uno al otro, comienzan una comunicación que deja a mamá asombrada

Haciéndose el uno al otro tan felices, estos gemelos idénticos disfrutan de una conversación que deja a mamá asombrada.

Read More...

Una mujer revela cómo todo el mundo se hizo de la vista gorda a lo que hacía su padrastro

A raíz del horroroso tiroteo masivo que dejó 26 personas muertas en Sutherland Springs, Texas recientemente, la escritora Katherine

Read More...

Conoce a unos de los animales más lindo pero del que nunca has oído hablar

¿Has oído hablar de un hombre lobo? Si la respuesta es no, entonces prepárate para conocer el animal más

Read More...

Mobile Sliding Menu